jueves, 3 de diciembre de 2009

De Dion - Bouton ML - 899


LA VUELTA A ESPAÑA DESDE MELILLA CON UN COCHE DE 1926


Una de las razones por la que decidimos formar nuestra asociación, fue la de fomentar y dar a conocer la historia del automóvil en nuestra ciudad. Aprovechando que este año celebramos el centenario del automóvil en Melilla, queremos recordar la fantástica historia que tiene un singular vehículo, que además es el más antiguo de Melilla.

Siempre hemos pensado que los decanos del parque automovilístico melillense han sido el autobús Chevrolet de 1929 popularmente llamado “la viajera” (propiedad de Miguel Angel Hernández) y el Essex también de 1929, propiedad del empresario melillense Salvador Serón.
En cierta medida no nos equivocamos porque aunque si son los mas antiguos que circulan por nuestras calles, hay otro coche que les supera en años y que por desgracia no está en la ciudad, este es un De Dion-Bouton modelo IW 10 HPde 1926, con placas ML-899. Actualmente se encuentra en la cochera de un aficionado sevillano.

Este coche, es recordado todavía en Melilla, sobretodo por los que ya pintan canas, como el coche de la autoescuela Miguel, pero no adelantemos acontecimientos.
Nuestro anciano protagonista se fabricó en 1925 en la factoría de la ya desaparecida marca francesa De Dion-Bouton, con sede en Puteaux (cerca de París). Esta antaño prestigiosa marca gala fundada en 1883, fue la decana de las fabricantes de vehículos hasta 1932, año en que desaparece envuelta en graves problemas financieros. Su rimbombante nombre se debe a sus fundadores, Jules-Albert de Dion y Georges Bouton.

El ML-899 se matricula en Melilla el 12 de agosto de 1926, siendo su primer propietario la sra. Remedios Muñoz Meldares con domicilio en C/ García Cabrelles nº18. Tenía una carrocería tipo torpedo de 4 puertas, descapotable, volante a la derecha y dotado de un motor de 4 cilindros de 10 HP de potencia (unos 35 CV actuales).
Según comentó esta señora, ya siendo muy anciana, cuando el Rey de España S.M. D. Alfonso XIII visitó Melilla en 1926 y se desplazó a la plaza de Monte Arruit, para rendir homenaje a los soldados españoles que allí murieron en 1921, este coche iba en la comitiva real y al parecer, llevó a la Reina Dña. Victoria Eugenia y a las Infantas. Este es un dato que no hemos podido comprobar, y que posiblemente no podamos corroborar, pero como toda buena historia tiene que tener su parte de cuento de princesas.

En sus primeros años el De Dion-Bouton, lleva una vida descansada y burguesa. Solía salir siempre limpio y reluciente, gracias al chofer que lo conducía. Pero llegan los duros años de la posguerra española, el carburante y su mantenimiento resulta demasiado caro. Así que sus propietarios lo venden a Escaño y Cía. S.L. el 14 de Junio de 1949, quién lo transforma en camión, para lo cual modifican la parte trasera de la carrocería eliminando las plazas traseras y adaptándole una batea de carga.
Los próximos 10 años serían los mas oscuros de la vida de este coche, transportando mercancía por Melilla y alrededores. En 1960 se da de baja provisional, seguramente debido a alguna avería mecánica o por falta de repuestos, quedando parado en el Garaje Escaño hasta 1968, año en que aparece el personaje mas importante de esta historia.

D. Manuel Martínez Martínez, almeriense de nacimiento pero melillense de corazón así como brigada de Regulares, era propietario de la Autoescuela Miguel (cuyo primer local estaba situado en la esquina de Gral. Astillero con Marqués de lo Vélez, después pasó a Alfonso XIII y actualmente está frente a la Comandancia General) se interesó por el coche para utilizarlo en sus clases de teórica. Tras llegar a un acuerdo con Escaño lo compra por 2.500 pts (15 €). Pero una vez que lo tiene en su taller observa que la mecánica está completa y solo tiene que rehacer la parte trasera de la carrocería, por lo que decide restaurarlo, convirtiéndose de esta forma el sr. Martínez en el primer restaurador de vehículos clásicos de Melilla, por lo cual, desde estas líneas, le rendimos nuestro mas humilde homenaje y reconocimiento.
El caso es que se repara toda la parte mecánica y se reconstruye toda la parte trasera de la carrocería (caja de asientos)devolviéndola a su estado original, valiéndose para ello de viejas fotografías y datos aportados por museos internacionales, en los talleres de la C.O.A.. Una de las parte mas difíciles de reconstruir fueron las ruedas de radios de madera partiendo para ello de los aros y bujes originales así como todo el varillaje de madera de la capota, que había desaparecido.

El 24 de febrero de 1969, el De Dion-Bouton vuelve a darse de alta a nombre de la esposa del Sr. Martínez, Dña. María Miguel Díez. Una vez comprobado que cumple todas las prescripciones legales y técnicas necesarias para su circulación, la Jefatura Provincial de Tráfico expide toda la documentación necesaria y el vehículo vuelve a la circulación el 22 de marzo del mismo año.
En la década siguiente, el matrimonio Martínez y se De Dion, no paran de asistir a cualquier tipo de rally clásico o evento, no importándole lo lejos que estuviera. Así por comentar los mas lejanos: el Madrid-Benidor-Madrid de 1969 y 1971, Melilla-Santiago de Compostela-Melilla (14 etapas) en 1971, el I Concurso de coches antiguos de Tenerife, el I Rally de coches antiguos de Melilla de 1977 y el II celabrado en 1981, entre otras muchas.

Pero su auténtica gesta se realiza en 1981. Por aquella época, el entonces Alcalde de Algeciras, realiza unas desafortunadas declaraciones considerando la no españolaridad de Melilla y Ceuta. El Sr. Martínez se siente dolido y ni corto ni perezoso, revisa el De Dion-Bouton, pinta la carrocería con un texto que rezaba: “UN SALUDO PARA TODOS LOS PUEBLOS DE ESPAÑA, DESDE MELILLA CIUDAD ANDALUZA EN AFRICA” (hay que comprender que corría el año 81 y todavía no existía el estatuto de ciudad autónoma) y hace un recorrido para unir las dos ciudades hermanas pero recorriendo para ello todo el perímetro peninsular. Partiendo desde Melilla el 9 de Julio (Día de San Cristóbal) de 1981, recorre en 35 días (28 etapas) 33 provincias, 188 ciudades y pueblos y 5.070 Kms, con tan solo sufrir una pequeña avería mecánica.
No se que pensarán los lectores, pero para esta asociación consideramos que esta aventura fue una verdadera lección de pundonor personal y una hazaña para un vehículo de 56 años (en 1981) con las particularidades técnicas de este tipo de coches (frenos de varillas, ruedas de radios de madera, descapotable y con una velocidad media de 35 Km/h).

Toda esta aventura la reflejó el sr. Martínez y su señora en un libro con el título de “VUELTA A ESPAÑA DESDE MELILLA”, en donde aparecen numerosas fotos así como todos los documentos que atestiguan el paso por cada uno de los ayuntamientos visitados. Leyendo la cantidad de cartas de bienvenida y recibimientos de alcaldes (entre otros D. Enrique Tierno Galván, Alcalde de Madrid, o D.Narciso Serra Alcalde, de Barcelona) y artículos que se publicaron en los periódicos de las provincias por las que pasaba este curioso viajero y su reivindicación, se observa que tubo mucha mas repercusión mediática fuera de Melilla que dentro (ya lo dice el refrán: “Nadie es profeta en su tierra”).


Lo que ha empezado como un homenaje a un vehículo lo hemos finalizado como un reconocimiento a D. Manuel Martínez Martínez y su señora, por ser el pionero del vehículo clásico en Melilla, de su recuperación y conservación, así como del disfrute de ver funcionar una reliquia mecánica testigo de todo una vida. Además se le tiene que agradecer por llevar el nombre de nuestra ciudad a todos los lugares donde el De Dion-Bouton pudo llegar, sin que se amendrentara por los contratiempos e inseguridades que todo aficionado o conductor de un vehículo clásico sabe que conllevan este tipo de aventuras y viajes.

Federico Navajas Ariza
ASOCIACIÓN DE AMIGOS DEL
MUSEO DEL AUTOMOVIL DE MELILLA


FICHA TÉCNICA
Motor: 4 cilindros en línea, 1.846 cc y 35 CV
Refrigeración: Líquida por termosifón
Combustible: Gasolina, sin bomba
Encendido: Magneto
Frenos: de varilla
Suspensión: Ejes rígidos con ballestas
Ruedas: Radios de madera
Carrocería: Estructura de madera y chapa
Vel. Máx: 50 Km/h

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada